El táper, el compañero ideal de las escapadas al aire libre

2 août 20191 min de lectura
Ideas para preparar un táper veraniego

Te gusta vivir el verano sin presiones, sin horarios ni alarmas, y eso está pero que muy bien. ¿Y qué pasa con la dieta? En vacaciones nos permitimos de todo, y los descuidos son inevitables… ¿o no? Aquí tienes unas cuantas pistas para cuidar tu tripita, y darte incluso algún caprichito.

A la playa, con bocatas

Un bañito y bocata de jamón... ¡Qué rico!

¿Qué sería del verano sin las playas mediterráneas? ¿Y sin los bocatas? Pilla en el súper una barra integral, tomatito orgánico, un puñado de albahaca y jamón del bueno. Así, en un plis, tienes el almuerzo listo para escaparte a una calita levantina.

Un toque rural: embutido

Un capricho muy sabroso

Si eres más de interior que de costa, ya sabrás que el embutido es lo que mejor combina con las escapadas rurales. Echa el salchichón a la saca y búscate un lugar tan fresquito como el embalse de Sanabria.

Frutos secos para ir de senderismo

Calorías para caminatas míticas

El lago de Sanabria mola. Hay playas de agua dulce y se puede hacer de todo, ¡hasta piragüismo! Y, si te apetece compartir una caminata para ponerte al día con alguien, tienes la ‘senda de los monjes’. Solo necesitas dos cosas: un táper lleno de frutos secos y unas buenas zapatillas.

Algo ligero para navegar

Un minicrucero por el Guadalquivir

Para ir de senderismo, necesitas calorías. Pero, si quieres dejar las piernas tranquilas, ¡pásate a la ensalada y a los minicruceros! Lechuga, tomate y pepino, todo aderezado con vinagre de Jerez… Un táper ligerito para surcar el Guadalquivir en una cálida tarde de verano.

Diversión, agua y mucha fruta

En verano, nada como la fruta

En verano, hay dos imprescindibles clásicos: comer mucha fruta y pasarlo en grande en un parque acuático. El primero lo cubres con una macedonia casera; el segundo, ¡escapándote al Siam Park!

Leer más artículos